¿Cómo tratar tu piel después del verano?

Posted: August 31, 2018 By: Comment: 0

Pon en marcha un plan intensivo para eliminar manchas, arrugas y otros signos

El verano es la época del año que más gusta a la mayoría de los personas. El buen tiempo, las altas temperaturas y sobre todo la llegada de las esperadas vacaciones invitan a salir de casa y pasar más tiempo al aire libre. Así, cuando volvemos a la rutina nos damos cuenta de que quizás nosotros hemos disfrutado mucho pero nuestra piel está apagada, sin brillantez, morena sí pero con manchas, arrugas y una textura áspera. Y es que los meses de verano pueden alterar nuestra piel, especialmente la del rostro, ya que pasamos mucho tiempo al aire libre y la exponemos al sol, el agua salada o el cloro de las piscinas. Además, es una época en que variamos nuestra alimentación y, como siempre apuntamos, los excesos de azúcares y grasas no sólo tienen efectos en nuestra línea sino que también pasan factura a nuestra piel.

Así pues, no es extraño  que las manchas se incrementen, las líneas de expresión se acentúen y aparezca una desagradable sensación de tirantez debido a la deshidratación. Es el momento, pues, de poner en marcha un plan intensivo post-estival para solucionarlo y volver a recuperar los niveles habituales de nuestra piel. Uno de los pasos más importantes es la exfoliación porque las células de la epidermis son las más castigadas por la exposición a los rayos solares. Es recomendable exfoliar una vez cada semana para retirar los células muertas y ayudar a nuestra piel a regenerarse. Este proceso no eliminará tu bronceado, al contrario, hará que luzca mucho más luminoso y uniforme. Pero si hay un paso importante en este plan es la hidratación. Para combatir la sequedad es recomendable la aplicación de cremas y lociones corporales diariamente y, a poder ser, dedicar esfuerzos extras al rostro, donde sería ideal aplicar un suero facial para conseguir una piel más tersa, hidratada y firme. De hecho, debemos recordar que el sol no sólo afecta la capa externa de la piel sino que penetra y rompe las fibras de colágeno y de elastina, provocando el envejecimiento prematuro.